Make your own free website on Tripod.com

 

Cuatro mails de Hugo Pérez
 
Una Boludez
Les cuento una boludez: acabamos de terminar de comer con julia (muy cotidiano, irrelevante) una tortilla de acelga, de la que se cultiva en la huerta (maravilloso).
Julia me grita en la oreja ¿como habrán estado los rabanitos, la rúcula y las habas? en mención a lo que llevaron otros "hortelanos" de la huerta de Colegiales.
¿quien se iba a imaginar que alguna vez estaríamos pensando que están comiendo otros vecinos y si lo están disfrutando?.
Recién charlábamos que mientras escuchábamos noticias de la inseguridad, nosotros nos sentimos seguros en nuestro barrio, podemos tocar barios timbres para recurrir a vecinos.
Me aparece una imagen totalmente opuesta al tango Yira yira. Tal ves podríamos cantar: "veras que todo es posible, veras que hay mucho de amor, que al mundo mucho le importa ...".
Y con la parte que dice: "no esperes nunca una ayuda, ni una mano, ni un favor", no sé como contradecirla, pero como tampoco comulgo con la letra, les pido el favor, que si alguno se le ocurre, lo intente.
No pretendo, como alguna vez propuso la Alianza con Cambalache, volver optimista la poesía, porque también me "duele si me quedo, pero me muero si me voy". Pero, bueno, hoy conmemoramos la muerte del Che, está por ganar Lula en Brasil, hay marchas en EEUU en contra de la guerra, los piqueteros piden una reforma agraria, llegamos de cantar en la Universidad de las Madres y tenemos nuestra asamblea de Colegiales con un montón de gente queriendo hacer y decir cosas (no quiero seguir la lista).
Me parece que estamos andando.
Lo que cantábamos en el coro de la uni. de las Madres era "Vamos a andar" de Silvio Rodríguez, que tampoco la cambiaría, solo que para adentro pienso que ya estamos andando.
Bueno, no voy a seguir escribiendo , voy a ver si en la heladera queda algo de acelga.
Un abrassso
Hugo
 
"Vamos andar,
hundiendo al poderoso,
alzando al perezoso,
sumando a los demás
Con todas las banderas
trenzadas de manera
que no haya soledad
que no haya soledad
Vamos a andar
para llegar
a al vida"
 
 
Crónicas muy poco boludas
Hoy podría contarles lo rico que estuvo la ensalada de lechuga y rabanitos que nos acabamos de comer. Pero más que ser un relato con buena onda a esta altura sólo sería para darles envidia. Pero sin vueltas es la mas rica que he comido en mi vida.
Pero no, les quiero contar que cuando comenzamos a trabajar en la huerta, a todo aquel que le contaba, me hacia la misma pregunta: "¿que van a hacer con lo que cosechen?" y la respuesta era siempre del tipo: "no sabemos, lo bueno es trabajar la tierra, encontrarnos con otros en una tareas que nos gratifica".
Pero hoy me di cuenta que en este tiempo fuimos aprendiendo algo más, algo que tiene que ver con la solidaridad, con el compartir.
Parados alrededor de la montaña (casi textual) de lechuga que habíamos cosechado, en vez de preocuparnos en que se llevaba cada uno, nos preocupábamos con estar seguros de que todos se llevaban algo. En un momento Mónica que era la segunda vez que venia decía que ella no se merecía lo mismo que los que habían trabajado meses, sin embargo todos insistíamos que ese no era el tema. Yo pensaba que no era ninguna ventaja haberse perdido alguna jornada de trabajo, como lo pensé para mí las veces que no pude ir un sábado.
Es increíble la onda que se genera compartiendo el laburo, siempre es energizante, siempre  predomina la alegría. Difícil es describir, por ejemplo, la alegría de Martín al ver el las plantas de maíz que sembró hace un par de semanas. Cuando llegué casi sin saludarme me dice: "¡Viste las plantas de maíz! ¿no es increíble?". "Sí, bárbaro" le contesté. Pero no le alcanzó:  "¿con esa expresión me lo decís? ¡es fantástico!".
"Si Martín, es fantástico, ¿que querés, que salte de alegría?" Como se imaginan casi me tuve que poner a saltar, pero bueno realmente la ocasión era para eso.
Bueno, como les decía, creo que sin darnos cuenta además de hacer una huerta este tiempo estuvimos recibiendo clases de solidaridad. 
Y ahora no me voy a ver si hay lechugas en la heladera, porque estoy seguro que están, me llevó bastante tiempo lavarlas.
Esto es una manera de decirles: Che, que esperan para darse una vuelta los que todavía no vinieron, o sino salgan corriendo a buscar la huerta mas cercana a su domicilio ( como diría la propaganda de COTO).
 
Hugo
 
NO ES AL PEDO
Sacudir la sabana después de alguna acción fisiológica es un acto de muy mal gusto, o no. Pero parecido a las relaciones que hacíamos en la clase de química con la palabra metano y el lugar de origen de la producción humana de éste gas.
Después de recagarnos de risa con estos chistes va una no tan graciosa:
científicos de distintos lugares del mundo están estudiando hace 10 años un fenómeno particular, hay grandes cantidades de metano capturado en los hielos del Ártico y la Antártida, algunos dicen que están allí desde que la tierra era un gran pantano con un ambiente que fue propicio para la generación de los primeros esbozos de la vida, pero que si hoy fueran liberados (aún en una pequeña proporción) la atmósfera sería irrespirable y la aceleración del efecto invernadero sería varias veces mayor que la producción de la misma cantidad de CO2 y CO.
Para muchos estudiosos, el proceso de calentamiento global ya ha empezado. Para la mayoría como efecto de la producción industrial, para algunos pocos por efecto natural de los vaivenes de la naturaleza. Pero sea de una forma u otra, el proceso se está dando lentamente. Los especialistas coinciden con un vaticinio un poco catastrófico: si el proceso sigue como hasta ahora el derretimiento de los hielos polares, no sólo aumentará el nivel de los océanos sino que mientras los hielos se hacen agua liberaran una cantidad de metano que aumentará el efecto invernadero y la contaminación generando un círculo vicioso de alimentación del proceso que generará una atmósfera no apta para la vida en menos de 100 años.
Otra fuente de producción de metano es la putrefacción de desechos orgánicos, que las ciudades producen en cantidad. El metano es un gas de un poder calorífico importante. Por lo tanto si pudiéramos utilizar ese metano para el consumo disminuiríamos el gas liberado espontáneamente a la atmósfera. Disminuiría también la utilización de gas "natural" no renovable y sobretodo la utilización de madera para su incineración que destruye la flora que, por otro lado es la encargada de procesar el CO2 (uno de los responsables del efecto invernadero) en la fotosíntesis.
Hugo
 
Cambiar el cambio
Cuando me enfrento a problemas de esta envergadura, pienso que no alcanza con cambiar, que hay que cambiar nuestra concepción del cambio, que tenemos que evolucionar, dar una vuelta y más: revolucionarnos.
Tengo la sensación de que ese proceso tal vez ya haya comenzado. Y se manifiesta por la idea de no esperar que otros hagan por nosotros, ni políticos mesiánicos, ni los científicos sabedores.
Cuando leo: "El 19 del corriente a las 19, se inaugurará en Emilia, provincia de Santa Fe, el biodigestor de la primer Comuna de la Argentina que transformará la totalidad de sus residuos domiciliarios orgánicos en biogás y abono". También cuando veo los avances al respecto que están haciendo varios países de Latinoamérica como Cuba, Nicaragua y Colombia o aquí cerca en Olavarría.
Hablando de la emergencia social hace pocos días escuché a una conocida Psicóloga Social, Ana Quiroga, decir: "la crisis es de tal profundidad que ha llegado a un límite ante la cual no se puede mirar para otro lado, desentendernos". Entonces pienso que la crisis es mucho más que política y que no puedo desentenderme, miro la panza creciente de mi compañera, ¿que mundo estamos dejando? y me pregunto, como para empezar: ¿es muy loco soñar con un biodigestor en plena ciudad de Buenos aires? Tal vez uno pequeño en la huerta de Colegiales.
Como para empezar. No es al pedo.
Hugo

 Home page